Opinión

Opinión

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por Juan Jesús Ayala 

En la época de la electrónica, de las tupidas y anacrónicas redes sociales, donde prevalece no solo la imagen sino lo nimio y estulto, el libro se encuentra atropellado, perdido y lleno de polvo en los anaqueles de las bibliotecas donde la lectura bosteza y languidece.

Opinión

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por Juan Jesús Ayala

En Canarias en algunos momentos de su historia, tras la conquista sufrida en el siglo XV han habido determinados movimientos políticos que han pretendido, luchando a su manera, restituir el pasado histórico de las islas. Por curiosidad histórica y política voy a referirme a determinados acontecimientos que en este sentido se desarrollaron durante el año 1810.
cuando huye de España el rey Fernando VII y Napoleón lo instala en Francia, haciéndose con el control del gobierno español nombrando a su hermano José I , Pepe Botella ,como lo conocía el pueblo madrileño, rey de España.

Opinión

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Mientras en otros puntos de la isla de El Hierro y de Canarias los Reyes Magos de oriente recorrían las calles del municipio para disfrute de los más pequeños, siempre respetando las normas sanitarias derivadas de la contención del COVID-19, en La Frontera la concejalía de Fiestas decidió, de forma unilateral, citar a los niños y niñas en cada plaza en un encuentro frío, en silencio, con unos reyes magos hechos de cartón, sin música ni iluminación, y lo que es peor, sin magia.

Opinión

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por Juan Jesús Ayala

Se nos ha dicho por parte de los antropólogos sociales que el inicio de todo contacto humano se basa en el grito. El hombre primitivo cuando caza, cuando ama o cuando muere, está acompañado por el grito. Sin ese alarido humanoide no se puede entender el progreso de la civilización y hoy precisamente no ha aumentado sino que ha disminuido.

Opinión

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Por Israel Mallart, psicólogo 

Hace poco, cuando quedé con un viejo amigo para que nos pusiéramos al día, le recomendé ya una vez sentados en la terraza que no se pidiera un café, ya que eran más de las seis de la tarde. “Eso de que el café te quita el sueño es un mito”, me dijo, “he bebido café por la noche y he podido quedarme dormido”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.