GMº/El último caso activo registrado en El Hierro recibió el alta medica el pasado 23 de junio, momento desde que la Isla mantiene sus datos en 372 casos acumulados desde el inicio de la pandemia y ningún caso activo. La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha notificado hoy 195 nuevos casos de coronavirus COVID-19 en las últimas 24 horas en el archipiélago. 

El total de casos acumulados en Canarias es de 60.467 con 2.978 activos, de los cuales 27 están ingresados en UCI y 208 permanecen hospitalizados. En las últimas horas se ha producido el fallecimiento de un hombre de 65 años en Gran Canaria.

Por islas, Tenerife suma hoy 158 casos con un total de 27.640 casos acumulados y 2.360 activos; Gran Canaria cuenta con 23.334 acumulados, 24 más que ayer, y 407 activos. Lanzarote suma ocho nuevos casos, con 5.737 acumulados y 71 activos; Fuerteventura tiene 2.559 casos acumulados, con cinco más que la jornada anterior, y 134 activos. La Palma, sin casos nuevos, se mantiene con 576 acumulados y tres activos; La Gomera, sin nuevos positivos, mantiene sus acumulados en los 248 y tres casos activos; mientras que El Hierro, sin nuevos casos, cuenta con 372 acumulados y se mantiene sin casos activos.

Parma

La Incidencia Acumulada a los 7 días en Canarias se sitúa en 57,08 casos por cada 100.000 habitantes y a los 14 días en los 108,64 casos por 100.000 habitantes.

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ante la flexibilización de las medidas sobre el uso de la mascarilla, recuerda la utilidad de este elemento para la prevención de contagios por coronavirus; e insiste en que la mascarilla es un elemento esencial en el control de la transmisión del virus; de tal forma que si la persona infectada usa mascarilla, la expulsión del virus al entorno está muy limitada. 

Sanidad recuerda que en determinadas situaciones condicionadas por las circunstancias del entorno y en los espacios al aire libre, manteniendo la distancia de seguridad, el riesgo de exposición al virus es muy bajo, aún así hace hincapié en que la mascarilla sigue siendo obligatoria en el resto de circunstancias, especialmente en lugares cerrados, poco ventilados y donde no se garantice la distancia mínima de 1,5 metros entre las personas.