GMº/El consejero de Medio Rural y Marino y Recursos hidráulicos del Cabildo herreño, a pedido a primera hora de hoy viernes, 20 de mayo, al presidente del Cabildo Insular, Alpidio Armas, el cese inmediato del actual Gerente del Consejo Insular de Aguas, organismo Autónomo que tiene las competencias exclusivas en materia de recursos hidráulicos en El Hierro.

Un cese, que Cabrera justifica en la gestión que se ha llevado a cabo desde la Gerencia del Organismo Autónomo del Consejo Insular de Aguas del Cabildo, que es quien tenía que haber atajado la situación gravísima de falta de abastecimiento de agua de riego, en el Valle de El Golfo y Sabinosa, y que “no ha estado a la altura que todos esperábamos, allá por el 2018, cuando se decidió una apuesta por la profesionalización de los puestos directivos del Cabildo Insular, aún a pesar del altísimo coste salarial que representa, cerca de 90.000 euros, al año” expresa Cabrera.

“En estos momentos nos sobran directivos de sillón, y nos hacen falta medidas paliativas y su puesta en marcha sin dilaciones. El actual gerente es un freno a la urgencia y a la eficacia de tales medidas. Debe cesar de inmediato” expresa Cabrera.

Según explica, el consejero de Medio Rural y Marino y Recursos hidráulicos del Cabildo herreño, la empresa pública adjudicataria TRAGSA tenía previsto la finalización de las obras de sustitución de la lámina impermeabilizante en la balsa de cabecera de la red de riego de El Valle de El Golfo a mitad de mayo de 2022. “La realidad a día de hoy, es que se desconoce cuándo se finalizarán dichas obras”. 

“Si no se toman medidas urgentes se prevé un verano dramático, de absoluta escasez de agua para el riego agrícola. Todos los agricultores del Valle del Golfo verán muy afectados sus cultivos. Es una situación que puede ser catastrófica” asegura Cabrera.

“La empresa pública TRAGSA, debería dar en este momento una respuesta inmediata a esta situación de auténtica emergencia agraria. No se debería haber llegado hasta aquí. Pero aquí estamos. Lo único que podemos hacer ahora es evitar males aún mayores”.

Cabrera, ha explicado que ha habido una pésima gestión de las obras, falta de supervisión, falta de puesta en marcha de medidas correctoras, falta de diligencia y, me atrevería a decir, que absoluta incompetencia. Actualmente no disponemos de capacidad de almacenamiento de agua y nos vemos en la necesidad de ajustar los consumos diarios de agua agrícola a la producción diaria disponible. 

“Todos los cultivos agrícolas del Valle, unas 200 hectáreas, se están viendo afectados, la primera medida ha sido establecer días de riego en todos ellos”. 

“Hay que tomar medidas urgentes” asegura Cabrera. 

Parma

Desde la Consejería Medio Rural y Marino y Recursos hidráulicos del Cabildo herreño, proponen una serie de medidas con el fin de paliar la situación actual:

1.- Que el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación del Gobierno de España, que desplace a la isla de El Hierro, un buque cisterna Tomasso S, del Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico, con una capacidad de producción de 7.500 metros cúbicos de agua para resolver el grave problema del Sector Agrícola del Valle de El Golfo en La Frontera. 

2.- Que el Gobierno de Canarias disponga, una estación desaladora portátil para incrementar la producción de agua. Capacidad de 5.600 metros cúbicos.

3.- Que el Cabildo Insular, ponga en marcha un plan de emergencia para la reparación, adecuación y mantenimiento constante de la red de balsas en el Municipio de Frontera de titularidad pública o cesión privada, para casos de emergencia insular como el actual.

4.- Que el Presidente del Cabildo insular cese de inmediato del actual Gerente del Consejo Insular de Aguas.

5.- Que la empresa TRAGSA, instaurare de forma inmediata un servicio 24/7 para acelerar lo más posible la finalización de las obras.

6.- Que el Consejo Insular, proceda a la adquisición de los pozos privados en activo y su pase inmediato a titularidad pública.

7.- Que los particulares, realicen una cesión gratuita de las tres principales charcas privadas en el Valle del Golfo, para proceder al embalse y suministro de agua agrícola de forma provisional hasta la finalización de las obras del embalse.