El senador herreño advirtió a Borrell que el Estado Español sigue siendo, a todos los efectos, la Potencia Administradora del territorio del Sáhara Occidental, “porque nunca ha tenido lugar un proceso se descolonización reconocido por la comunidad internacional”

Redacción/El senador de Coalición Canaria- Agrupación Herreña Independiente (CC-AHI), Pablo Rodríguez Cejas, recordó al ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, durante su comparecencia en la Comisión de Asuntos Exteriores en la Cámara Alta, que había solicitado su presencia en esta comisión “solo días después de su llegada al cargo, porque no hay tiempo que perder; porque este Gobierno tiene demasiada responsabilidad en diferentes asuntos de calado internacional, y porque a nosotros, como canarios, nos ocupa y nos preocupa un conflicto que se sitúa a muy pocos kilómetros de nuestras costas, y que afecta a un pueblo hermano como el pueblo saharaui y con el que compartimos muchos lazos históricos y humanos”.

El senador herreño advirtió a Borrell que el Estado Español sigue siendo, a todos los efectos, la Potencia Administradora del territorio del Sáhara Occidental, “porque nunca ha tenido lugar un proceso se descolonización reconocido por la comunidad internacional” y, por tanto, hasta que este hecho se produzca, España mantiene las obligaciones recogidas en los artículos 73 y 74 de la Carta de las Naciones Unidas.

“Lo que ha pasado en el Sáhara Occidental, esa antigua colonia y provincia española” –explicó Rodríguez Cejas-, “es una ocupación ilegal a la fuerza; una ocupación militar extranjera por parte de Marruecos”. Eso lleva a definir al Sáhara Occidental en la actualidad como un Territorio No Autónomo “dividido por un muro militar; un muro de la vergüenza de más de 2.700 kilómetros plagado de minas, que blinda la ocupación, divide a las familias, y ‘protege’ el expolio de los ricos recursos naturales del territorio: pesca, fosfatos, arena, productos agrícolas, entre otros”, enumeró el senador canario, para quien quizás la principal desgracia del Sáhara Occidental “es ser un país rico y con unos recursos naturales incalculables”.

Las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), de diciembre 2016 y febrero y julio 2018, establecen que Marruecos y el Sáhara Occidental son territorios distintos y separados. Estas resoluciones señalan además que en los acuerdos comerciales y económicos entre la UE y el Reino de Marruecos quedarán exentos los que se encuentren bajo jurisdicción del Sáhara Occidental, puesto que son países diferentes.

“Lo que está pasando, señor ministro, es muy serio, porque se están violando de forma sistemática la justicia internacional y las sentencias que se han dictado al respecto. Porque se siguen alcanzando acuerdos donde lo que se comercializa son, precisamente, los recursos naturales del Sáhara Occidental sin el consentimiento de su representante único y legítimo, que es el Frente Polisario”, aseguró Pablo Rodríguez Cejas, como corroboran organizamos internacionales como la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El senador herreño pidió expresamente de Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno español, que trasladase un mensaje a la UE: se debe respetar el derecho del Pueblo Saharaui a la autodeterminación y su soberanía sobre las riquezas y recursos naturales del Sáhara Occidental, conforme a la legalidad internacional y, en particular, conforme a lo que establecen las recientes Sentencias del Tribunal de Justicia de la UE. “Y si quieren negociar sobre los recursos naturales del Sáhara occidental, háganlo, pero con su legítimo propietario, con el Frente Polisario, que se ha mostrado dispuesto a entablar negociaciones en este sentido, respetando siempre los derechos e intereses legítimos del Pueblo Saharaui”, subrayó Pablo Rodríguez Cejas.
Por esa razón, y ante las dudas que se ciernen sobre una resolución negociada de la situación que vive el pueblo saharaui que ha visto cercenado su derecho a la autodeterminación y al uso de sus recursos naturales, el senador de CC-AHI quiso saber si España “defiende el cumplimiento de los derechos humanos y la legalidad internacional siempre o solo cuando no interfiera en sus intereses económicos y políticos”, cuestionó el senador canario, quien insistió en conocer si España cumplirá las sentencias que avalan que la comercialización de los recursos naturales del Sáhara Occidental “es en realidad, un expolio de los recursos de un país ocupado a la fuerza”.

En el largo proceso que ha marcado la vida de todo un pueblo que sobrevive en el desierto desde hace décadas, el senador herreño volvió a cuestionar al ministro de Asuntos Exteriores sobre si el Gobierno de España “sabe de qué forma tan flagrante se violan los derechos humanos en el Sáhara Occidental por parte de las fuerzas militares marroquíes”, unos territorios del Sáhara Occidental “ocupados ilegalmente por Marruecos” –indicó Rodríguez Cejas-, “en los que la población saharaui es torturada, perseguida y oprimida.

Quiso saber igualmente el senador de Coalición Canaria- Agrupación Herreña Independiente, si el Gobierno español “conoce que Marruecos expolia los recursos naturales del Sáhara contraviniendo sentencias internacionales, con el beneplácito de la comunidad internacional que comercializa sus productos”. “Pero sobre todo” –advirtió Rodríguez Cejas-, “quisiera saber si España hará algo de una vez por todas, tras más de 40 años, por ese pueblo que este país abandonó a su suerte en 1976 y que es uno de los territorios pendientes de descolonización”.

El ministro de Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell aseguró en su respuesta al senador canario que el Secretario General de Naciones Unidas “nos ha pedido ayuda para que se puedan desarrollar las negociaciones entre las partes, pero no parece que eso haya ocurrido”. Durante su intervención, Borrell señaló que España “no es considerada potencia administradora en las resoluciones anuales de la Asamblea General que se refieren a la descolonización del Sáhara Occidental, ni aparece como potencia administradora en la lista de territorios no autónomos de Naciones Unidas”.

“Esa circunstancia” -advirtió el ministro de Asuntos Exteriores-, “es importante para saber cuáles son nuestras responsabilidades respecto a este territorio. Me he entrevistado con argelinos y marroquíes, y estamos apoyando los esfuerzos del Secretario General de la ONU, que es prácticamente lo mejor, por no decir lo único que podemos hacer”, concluyó.

Banner Localizaloencanarias pie