Redacción/Nos ha dejada un gran talento de las letras canarias, la herreña Flora Lilia Barrera Álamo, cuyo sepelio tubo lugar en el día de ayer, jueves 10 de enero, en Tenerife. Desde el Cabildo de El Hierro, su presidenta, Belén Allende, lamenta su pérdida y le transmite su sentido pésame a sus familiares.

Flora Lilia nace en Valverde (El Hierro) el 24 de noviembre de 1932. Es miembro de número del Instituto de Estudios Canarios de la Universidad de La Laguna (Tenerife) y de El Museo Canario de Las Palmas de Gran Canaria, recuerda la Academia Canaria de La Lengua

Recibió el premio de poesía Pedro García Cabrera en el año 1990, y el primer premio La Sabina de Oro de El Hierro en 1994. Colabora desde 1980 en los diarios Jornada y El Día (Santa Cruz de Tenerife). En el primero aparecen sus escenas costumbristas en torno al personaje de Doña Severina. En 1983, en la página dominical de El Día, se recogen sus estampas poéticas “Luces y sombras de El Hierro” y las series “Personajes y tipos canarios”, “Textos histórico-literarios de Canarias” y una “Antología de cuentos canarios de los siglos XIX y XX”.

Títulos destacados de su producción: Escenas, paisajes y personajes herreños (1983), La pulsera de Galana (1984), Cuentos y leyendas de la Bajada de la Dehesa (1985), El habla común del Hierro (1985), Nueva guía de la isla de El Hierro (1985), El baile de la Virgen y otros cuentos de la Bajada (1989). Es autora, además, de las novelas La mujer de Hero (1989) y Asteheita (1992); y del libro de poemas Carey (1991).

Flora Lilia Barrera Álamo, ingresó en la Academia Canaria de la Lengua como académica honoraria.

Multitienda Frontera pie